J. de Mesa – T. Gisbert – C. D. Mesa: Historia de Bolivia. La Paz. Gisbert. 2008.


 

LA REBELIÓN DE CHUQUISACA Y SUS CAUSAS.

Entre 1809 y 1811 se
producen en la América Hispana una serie de levantamientos que desembocan en la
independencia. Los dos primeros en toda la América española fueron el de
Chuquisaca, en mayo de 1809, y el de La Paz, en julio del mismo año. Quito se
rebela en agosto de 1809, y Buenos Aires en mayo de 1810.

Desde 1797 la Audiencia
de Charcas estaba presidida por un militar de avanzada edad, Ramón García de
León y Pizarro
, que durante su gobierno estuvo muy preocupado por los
problemas de abastecimiento e infraestructuras. El tribunal de la Audiencia
estaba formado por cinco oidores, entre los que destacaban Antonio Boeto,
José Agustín de Uzoz y Mozi
, y el fiscal Miguel López Andreu. La
Audiencia, que desde la fundación del Virreinato de Buenos Aires y la creación
de las Intendencias había perdido mucho poder, se dedicaba a poner contrapesos
a la autoridad de García de León, representante del Virrey en Charcas y
presidente de la propia Audiencia.

En 1804 llegó a
Chuquisaca, como asesor de García de León, el hábil e inteligente jurista Pedro
Vicente Cañete y Domínguez
, que tenía una larga experiencia funcionarial.
Sin embargo, sus ideas conservadoras sentaron mal a los Oidores. Otro tanto
ocurrió con el nuevo Arzobispo, Benito Moxó y Francolí, hombre ilustrado
que llevó consigo a Chuquisaca su museo particular.
El Arzobispo se sentía obligado a defender el régimen borbónico, y era muy
adicto al Virrey de Buenos Aires. Éste, entre 1807 y 1808, tuvo que hacer frente
a un desembarco de invasión británico. Moxó llegó a ser un hombre querido y
popular entre los charqueños.

Entre tanto, en España se
había producido la invasión de Napoleón, y la abdicación de Carlos IV en su
hijo Fernando VII. Poco después, en Bayona (Francia) se produjo la entrevista en
que el monarca español entregó la corona de España a Napoleón. El 2 de mayo de
1808 estalló en Madrid la rebelión general contra Napoleón, y se formó en
Sevilla la primera Junta Central. La Audiencia de Charcas decidió no reconocer
a la Junta de Sevilla y proclamar su fidelidad a Fernando VII. Así mismo
decidió “no hacer novedad”, es decir,
fingir ignorancia sobre el caos político de España.

En estas circunstancias
se anunció en Charcas, como delegado de la Junta Central, a José Manuel de
Goyeneche
. Enviado a América para recabar el apoyo de Buenos Aires y Lima a
la Junta sevillana, desembarcó en Río de Janeiro para entrevistarse con la
princesa exiliada Dª Carlota Joaquina, hermana de Fernando VII y esposa
del rey Juan IV de Portugal. La familia real portuguesa estaba exiliada en
Brasil desde que en 1807 el reino luso fuera ocupado por Napoleón. La princesa
Carlota pretendía reinar en Indias en representación de su hermano Fernando
VII, y Goyeneche trabajaba como agente para ella.

La llegada de Goyeneche a
Chuquisaca hizo estallar las tensiones entre García de León y los Oidores de la
Audiencia. Goyeneche presentó a la Audiencia cartas del Virrey de Buenos Aires
reconociendo como gobierno legítimo a la Junta de Sevilla. Prácticamente ordenó
a los Oidores reconocer la legitimidad de la Junta, bajo amenaza de enviarlos a
prisión si se oponían. Éstos desautorizaron a Goyeneche, y hubo de mediar el
Arzobispo Moxó para evitar un altercado. 

© 2008, José de Mesa Figueroa, Teresa Gisbert
Carbonell, Carlos D. Mesa Gisbert. La Paz, Bolivia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s