El Diario (La Paz) edición digital


Los 9 Departamentos (regiones) de
Bolivia


Chuquisaca

La Paz

Cochabamaba

Oruro
Potosi
Tarija

Santa Cruz

Beni
Pando

República de Bolivia

Bolivia, constituida el 6 de agosto de 1825 como República unitaria, libre,
independiente y soberana, está ubicada en la zona central de América del Sur,
entre los 9º39′ Sur y 22º53′ Sur;
y entre los 57º25′ Oeste y los 69º38 Oeste. Limita al Norte y al Este con la
República Federativa del Brasil; al Sudeste, con la República del Paraguay; al Sur,
con la República Argentina; al Sudoeste, con la República de Chile; y al Oeste, con
la República del Perú.

LLeva el nombre de Bolivia, en homenaje al Libertador Simón Bolívar. La capital
de la República fue denominada Sucre, en reconocimiento al Mariscal Antonio José
de Sucre.

La historia del territorio que hoy constituye la República de Bolivia se remonta
a la de las culturas que se desarrollaron en el Altiplano Andino, como la
de Viscachani, la Ayampitinense, la Chiripa, la Wancarani, la de los Urus, y
particularmente la Tiahuanacota, caracterizada como el primer Imperio Andino, en
cuyos dominios se construyó la primera ciudad planificada de la región: Tiwanacu o Tiahuanaco.

Otras etnias con caracteríticas culturales diferenciadas forman parte de los
antecedentes histórico-culturales de Bolivia. Entre ellas destacaron, en los
Valles, los Yampara o Ampara y los Mojocoyas; en el Oriente, los
Chiriguanos, Guarayos, Moxeños, Chapacuras, Itonomas, Movimas, Paraguaras,
Iténez, Tacanas, Mosetenes y Sirionós.

Durante el Imperio Inca, el área que corresponde a Bolivia pasó a
denominarse Collasuyo, estando predominantemente ocupada por asentamientos
Aymaras. La llegada de los españoles, en 1532, desarticula la organización tradicional de la región, implantando una nueva estructura política
e institucional, volcada en la explotación de las grandes riquezas argentíferas esistentes (Cerro Rico de Potosí). Los conquistadores
organizan el territorio y fundan ciudades nuevas, como Potosí y La Paz. En la época de
la República (después de 1825), la explotación del estaño desarrolló otra economía
predominantemente minera, con ocupación intensiva de mano de obra -muchos mineros trabajando en condiciones muy duras- y escasa diversificación (agricultura de subsistencia, escaso comercio, casi todo de importación).

El papel de región productora y exportadora de recursos mineros, asumido por Bolivia desde la Colonia, se mantuvo hasta finales de los años 1940 y principios de los 50, cuando se iniciaron esfuerzos para diversificar la
estructura productiva nacional. En la actualidad, Bolivia trata de limitar el impacto de los flujos mundiales sobre su economía -subordinando el sector exportador a las necesidades del mercado nacional-, y reorganizarse hacia un modelo controlado por el Estado que garantice la autarquía alimentaria (políticas voluntaristas del MAS).


Departamento de Chuquisaca

Fue
creado el 23 de enero de 1826, durante el gobierno del Mariscal Antonio José de
Sucre. Está situado al sur de la República de Bolivia. Limita al Norte con el Departamento de Cochabamba; al Sur, con el Departamento de Tarija; al Este, con el Departamento de Santa Cruz y la República del Paraguay; y al Oeste, con el Departamento de Potosí. La aparición de población humana en el Departamento de Chuquisaca se remonta al Neolítico (desde el 10.000 a.C. aproximadamente, hasta el 1.000 d.C.), en que
coexistieron en la región varias civilizaciones agrarias. Los restos más primitivos de cerámica y tejidos
encontrados en Quila Quila, Maragua, Punuilla y el Departamento de Chuquisaca (Sucre) tienen una antigüedad de unos 10.000 años. En cuanto a la denominación de estas culturas no existe una
definición clara; se les dio el nombre de
Charcas, diferenciándose posteriormente entre las culturas Yamparas (o Amparas) y
las Mojocoyas.

El 16 de abril de 1540, después de caer los nativos frente los conquistadores españoles, Don Pedro de Anzures, Marqués de
Camporredondo, funda al pie de los cerros Sica Sica y Churuquella una capital para el recién incorporado Territorio de Nueva Toledo, con el nombre oficial de La Plata, pero conocida como Chuquisaca. Tras casi dos siglos prácticamente sin cambios, hechos de gran trascendencia tanto local como continental, convierten a Chuquisaca, a mediados del siglo
XVIII, en una de las urbes más grandes de América del Sur, la mayor después
de Lima. Entre estos hechos cabe destacar la creación de la "Real Audiencia de
Charcas o de La Plata" (segunda mitad del siglo XVI), tribunal de la
turbulenta y superpoblada región minera de Potosí, además de órgano de gobierno de la Nueva Toledo o Alto Perú, y centro coordinador de la defensa de los españoles contra los
Chiriguanos y los portugueses del Brasil. Asimismo se produce la fundación, el 27
de marzo de 1624, de la Universidad Mayor de San Francisco Xavier, con los
títulos de Real y Pontificia.

Las ideas de rebelión (de 1780 en adelante), las doctrinas
filosóficas de la Universidad Mayor de San
Francisco Xavier (‘el silogismo altoperuano’) y el derrumbe de España frente a Napoleón propiciaron el
primer pronunciamiento independentista sudamericano en Chuquisaca, el 25 de mayo de 1809. Este ‘grito de libertad’ dio inicio al proceso que
culminó con la total independencia del continente sudamericano del poder español.

Otro hecho trascendental ocurrió en Chuquisaca el 6 de agosto de
1825. Después de 16 años de cruenta lucha, se firma el Acta de la Independencia
boliviana y se crea la "República de Bolívar". Posteriormente, en la Asamblea del 10 de
agosto de 1825, se aprobó la nueva denominación de "República de Bolivia" a
propuesta de un sacerdote diputado por Potosí, el P. Manuel Martín
Cruz, quién argumentó "Si de Rómulo [surge] Roma, de Bolívar [surge] Bolivia".

La ciudad, que había sido construida sobre un poblamiento Charca, con el
nombre de La Plata, era conocida desde mucho antes como
Chuquisaca. Por estar sus casas blanqueadas con cal al modo español, también se la
conocía como la "Ciudad Blanca". Tras la Independencia pasó a llamarse Sucre, en homenaje al Mariscal Antonio José de Sucre,
siendo declarada Capital Constitucional de la República de Bolivia. De esta forma comenzó a
ser conocida como la "Ciudad de los Cuatro Nombres" (‘Ciudad Blanca’, ‘La Plata’, ‘Chuquisaca’ y ‘Sucre’). Su trazado define
manzanas cuadradas y calles rectas en torno a una plaza mayor, característica
propia de las ciudades españolas en América. Su
arquitectura más antigua es propia de la época colonial: tejados de teja roja, patios con
fuentes, y pórticos labrados con esculturas.

La Casa de la Libertad, construida en 1621, fue sede del Congreso Nacional
desde1825 hasta 1899. En ella se encuentra el Salón de la Independencia, donde
se reunió el I Congreso Constituyente de la Nación, y se firmó el Acta de la
Independencia Nacional. Entre otras construcciones destacan en Sucre el Palacio
Arzobispal, construido en 1609; la Catedral Metropolitana, iniciada en 1559; numerosas iglesias y conventos, edificados durante la Colonia; la Biblioteca
Nacional, que cuenta con recursos documentales de raro valor histórico -incluyendo algunos de fechas tan antiguas como 1492-
y más de 100.000 volúmenes; y el Archivo Nacional, que cuenta con documentos
inéditos de 1546 hasta la fecha, que ocupan más de 2.000 metros lineales
de archivo.

Departamento
de La Paz

El Departamento de La Paz, creado el 23 de enero de 1826 durante el gobierno del
Mariscal Antonio José de Sucre, está situado al Oeste de la República de
Bolivia. Limita al Norte con el Departamento de Pando; al Sur, con el de Oruro; al Este, con los de Cochabamba y el Beni; y al
Oeste, con las Repúblicas de Chile y el Perú.

En la zona del Altiplano que abarca este Departamento se desarrollaron
culturas humanas a partir de los años 60.000 a.C., como la Viscachanense. Las más desarrolladas -datadas hacia el 1.200 a.C.- alcanzaron una gran influencia local, debido a su avanzada
organización socio-económica. Las más conocidas son la Hiripa, la Wancarani y particularmente la
Tiahuanacota, base del primer Imperio Andino. En sus dominios se
construyó el Tiahuanaco, la primera y más antigua ciudad planificada de la región de los Andes. Del Tiahuanaco quedan en la actualidad restos arqueológicos de gran
importancia, como el ‘Templo de Kalasasaya’, con una superficie aproximada de
2 hectáreas, el ‘Templo de Pumapunku’, la ‘Pirámide de Akapana’, el ‘Templete Semisubterráneo’ y la renombrada ‘Puerta del Sol’.

Durante el Imperio Inca, el Altiplano
Boliviano pasó a denominarse "Collasuyo", siendo predominantes las culturas Aymaras. La llegada de los españoles en 1532 desarticula la organización incaica de la región, implantándose una nueva estructura política
e institucional. Vinculada a la explotación de la plata, la incipiente Colonia necesitaba un centro logístico intermedio
entre las minas y la costa del Pacífico. Para cubrir esa necesidad se funda el 20 de Octubre de 1548 la ciudad de
Nuestra Señora de La Paz, Sede del Gobierno Nacional desde 1899.

La ciudad de La Paz, con un trazado de manzanas cuadradas y
calles rectas, en torno a una plaza mayor (como todas las ciudades españolas en
América) mantiene este diseño hispánico en su centro histórico. En los siglos XIX y XX, debido
al desarrollo no planificado de la ciudad, ésta se extendió en forma lineal,
condicionada por la existencia de múltiples ríos y quebradas. Las zonas
comerciales están dominadas por altos edificios; y las áreas residenciales se acomodan hacia el extrarradio siguiendo la creciente dureza de la topografía y el clima.

En los últimos 50 años, como consecuencia de las importantes migraciones del éxodo rural, se conforma, con perfiles socio-económicos particulares,
la ciudad de El Alto, en una meseta colindante al Oeste con la
quebrada paceña. La atracción ejercida por la conurbación La Paz-El Alto ha sido de tal
magnitud, que prácticamente no se presentan en todo el Departamento otros polos de desarrollo urbano. La ciudad de Viacha,
con casi 20.000 habitantes, cae en el área de influencia de La Paz. El papel asignado a La Paz por los españoles la convirtió en el
centro social, económico y político más importante del territorio boliviano, y también de la región
andina, característica que sigue manteniendo en la actualidad.


Departamento de Cochabamba

El Departamento de Cochabamba, creado el 23 de enero de 1826 durante el Gobierno
del Mariscal Antonio José de Sucre, está situado en la zona central de la
República de Bolivia. Limita al Norte con el Departamento del Beni; al Sur, con
los de Potosí y Chuquisaca; al Este, con el de Santa
Cruz; y al Oeste, con los de La Paz y Oruro. El nombre de Cochabamba tiene su origen en las voces nativas "Cocha" y
"Pampa" que significan "pampa (o llanura) y charco (o humedad)".

Históricamente, en el área del departamento de Cochabamba,
coexistieron diversas etnias, que se dedicaban a la agricultura. Durante la Colonia, la nueva estructura política e institucional española altera el ordenamiento tradicional existente. Aprovechando las características
climáticas y geográficas de la región (Valle), se consolida un centro
agrario, abastecedor de los centros mineros como Potosí. El 15 de agosto de
1571, el capitán español Jerónimo de Osorio funda el primer núcleo colonial de Cochabamba, con el nombre
de "Oropeza". El 1 de enero de 1574 la ciudad es nuevamente fundada por
Sebastián Barba de Padilla. El centro-ciudad de Cochabamba mantiene su
trazado colonial de manzanas cuadradas y calles rectas en torno a una plaza
mayor. La expansión de la ciudad sobrepasó los límites de la Provincia del Cercado hacia el Oeste, entrando en la provincia de
Quillacollo, y hacia el Este en la de Chapare. Así se creó un área
metropolitana con los centros de Quillacollo y Sacaba.

Departamento de
Oruro

oruro.jpg (26304 bytes)El
departamento de Oruro, creado el 5 de septiembre de 1826 durante el gobierno del
Mariscal Antonio José de Sucre, está situado en la Región Occidental de la
República de Bolivia. Limita al Norte con el Departamento de La Paz; al Sur, con
el de Potosí; al Este, con los de Potosí y Cochabamba;
y al Oeste, con la República de Chile.

La historia de Oruro se remonta a los Urus (que le dieron nombre: Ururo > Oruro), una de las culturas más
antiguas del continente sudamericano. Posteriormente habitaron el actual Departamento varias etnias
Aymaras: los Carangas, los Quillacas y los Soras. Los conquistadores españoles, al descubrir su enorme potencial minero, llamaron a la región "Mesa de Plata", fundando
allí, el 1 de noviembre de 1606, la actual ciudad de Oruro, con el nombre de Real
Villa de San Felipe de Austria, en honor del monarca reinante desde 1598, Felipe III.

Durante la Colonia, la estructura política e institucional española, centrada en explotar sus importantes riquezas mineras, le otorgó a Oruro relevancia política y crecimiento económico. El boom de la minería, sin embargo, influyó negativamente en las culturas autóctonas.
El paisaje se vio severamente afectado por la gran demanda minera de madera, que provocó la deforestación total de la región. Hoy sólo existen pequeños y degradados bosques ubicados en reducidos
e inaccesibles lugares. Este fenómeno perjudicó mucho a la fauna autóctona, que al quedar privada de su habitat natural se redujo drásticamente.

En los siglos XIX y XX, Oruro siguió como foco minero principal por la explotación del estaño. En el Departamento se construyó para su transformación el complejo metalúrgico de Vinto, ubicado a 6
Km de la ciudad de Oruro. Posee tres plantas
industriales: una fundición de estaño de media y alta ley, una fundición de
antimonio y una fundición de estaño de baja ley.

La minería del Departamento, empleadora intensiva de mano de obra, se vió severamente dañada por caída de los precios internacionales de los minerales a finales del siglo XX. El deterioro financiero y la falta de modernización de las minas obligaron a cerrar muchas de ellas. Llegó el desempleo masivo y la relocalización de las industrias extractivas en otras áreas de Bolivia, determinando un declive demográfico, muy acusado entre los censos de 1976 y 1992. Pese a esta grave crisis del sector minero-metalúrgico, la población de Oruro ha vuelto a crecer en las últimas décadas por los flujos migratorios rurales.

Oruro, la capital del Departamento, es una de las ciudades más grandes del Altiplano. Fue trazada al modelo español, en manzanas
cuadradas y calles rectas a cordel en torno a la Plaza Mayor. Se la conoce como "la capital folklórica de Bolivia" por su fiesta de carnaval, incluida por la UNESCO en el Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, por su riqueza cultural y la peculiaridad de sus tradiciones.

Departamento
de Potosí

potosi.jpg (24401 bytes)El
Departamento de Potosí, creado el 23 de enero de 1826 durante el gobierno del
Mariscal Antonio José de Sucre, está situado al suroeste de la República. Limita al norte con los Departamentos de Oruro y Cochabamba, al sur con
la República Argentina, al este con los Departamentos de Chuquisaca y Tarija, y
al oeste con la República de Chile.

Su nombre proviene del llamado "Cerro Rico", un solo monte que concentraba, antes de su explotación, los mayores yacimientos de plata de toda América del Sur. En 1545 se perforan las primeras minas, de las que se obtienen ‘leyes’ de 1.500 a 9.000 onzas
por tonelada (esto es, de cada kilogramo de mineral en bruto, un 25,5% era plata, una proporción altísima, lo que desató la fiebre de la plata). Durante la Colonia, fueron abiertas alrededor de 5.000 minas sólo en las laderas del Cerro Rico, y millones de mitayos -mineros siervos- perdieron sus vidas extrayendo plata de los ‘socavones’ en condiciones inhumanas. El
10 de abril de 1545, los españoles fundan al pie del ‘Cerro Rico’ la ciudad de Potosí, con el nombre de la "Ilustre Villa Imperial de Carlos V". Las minas, las refinerías de mineral y la acuñación de moneda atrajeron a mediados del siglo XVII a 200.000 personas, convirtiéndose Potosí en la ciudad más grande de Sudamérica,
y en una de las mayores del mundo.

Hace unos años, Potosí fue declarada "Patrimonio Natural y
Cultural de la Humanidad" por la UNESCO. Al tesoro de su carnaval -"Patrimonio Inmaterial de la Humanidad"- se unió su barriada histórica colonial, única por sus iglesias barrocas hispano-americanas, sus casas señoriales del siglo XVII , y sus pintorescas calles, cuajadas de artísticos balconajes, también únicos a nivel mundial.

En este casco antiguo destacan la Casa de la Moneda, la
portada de la Iglesia de San Lorenzo, y los templos de San Francisco, Santo
Domingo, San Bernardo y San Benito. Gran interés histórico tienen también las lagunas artificiales de Kari Kari, creadas para suministrar agua a las refinerías de plata, y que actualmente abastecen de agua corriente a Potosí.

Durante la Colonia, Potosí creció sin parar por la fiebre de la plata, que horadó el Cerro Rico hasta agotarlo totalmente. En la época de la República (d. 1825) la minería del
estaño tomó el relevo, manteniendo la actividad económica. Pero las minas de estaño entraron en crisis, porque sus dueños (grandes millonarios como Simón J. Patiño) no las dotaron de maquinaria moderna, dependiendo del trabajo manual, abundante y barato, pero a la larga irrentable. El avance tecnológico consiguió extraer mineral con máquinas a menor coste que con mineros infrapagados, como se hacía en Potosí. Llegó la crisis, el desempleo masivo y la emigración de la actividad extractiva y sus profesionales a otras cuencas mineras bolivianas.

La sequía progresiva y constante de las últimas décadas ha despoblado las zonas rurales del Departamento. Su gravedad es tal que incluso se han llegado a decretar restricciones de agua potable a
la ciudad de Potosí. El campo, duramente golpeado, ha ido perdiendo sus cultivos, y los campesinos han emigrado a Potosí y a otras grandes ciudades bolivianas.

Departamento
de Tarija

Tarija,
creada el 24 de septiembre de 1831, durante el Gobierno del Mariscal Andrés de
Santa Cruz, está situado al Sud de la República de Bolivia, limita al Norte con
el departamento de Chuquisaca, al Sud con la República Argentina, al Este con la
República del Paraguay y al Oeste con el departamento de Potosí.

Francisco de Toledo, desde Chuquisaca, con el objetivo de ofrecer resistencia
a las violentas incursiones de los Chiriguanos y de constituir un núcleo que
vincule el Norte con el área del Río de La Plata, designa al Capitán Luis de
Fuentes y Vargas para proceder a la fundación de la Villa de San Bernardo de la
Frontera. Esta misión se cumple el 4 de julio de 1575, en los valles ya
explorados por Bernardo de Tarixa, del cual deriva el actual nombre de la Ciudad
y del Departamento.

De acuerdo a la Cédula del 17 de febrero de 1807, Tarija es anexada a la
jurisdicción de Salta, lo que ocasiona manifestaciones de protesta por parte de
los pobladores que se resistían a dejar de formar parte del Alto Perú, región
con la que se sentían más identificados.
Desde esta fecha, Tarija ofrece múltiples expresiones de integracionismo, siendo
reconocida recién en 1831, como parte del territorio boliviano. En 1839 adquiere
la categoría de Departamento, luego de que en 1825, sus representantes fueron
rechazados del Congreso Boliviano y de haber obtenido en 1826, la designación de
Provincia, por el Congreso Constituyente de las Provincias Unidas del Río de La
Plata.

La ciudad de Tarija se encuentra ubicada en las riberas del Río Guadalquivir
y fue construida en base a un trazado de manzanas cuadradas y calles rectas en
torno a la plaza mayor, de acuerdo a las características propias de las ciudades
españolas en América. En la actualidad mantiene esa arquitectura de la época
colonial, que le ha valido la denominación de "La Andalucía de Bolivia".

Entre las edificaciones existentes, se destaca el Convento Franciscano, La
Iglesia de la Catedral y la Iglesia de San Roque.
En el valle de Tarija se han encontrado cantidades importantes de fósiles
correspondientes a la era terciaria y cuaternaria, lo que ha despertado mucho
interés por parte de investigadores e historiadores.


Departamento de Santa Cruz

El
departamento de Santa Cruz, creado el 23 de enero de 1826 durante el Gobierno
del Mariscal Antonio José de Sucre, está situado en la región Oriental de la
República de Bolivia. Limita al Norte con el departamento del Beni, al Sud con
el departamento de Chuquisaca y la República del Paraguay, al Este con la
República del Brasil y al Oeste con los departamentos de Cochabamba y
Chuquisaca.

El capitán español Ñuflo de Chávez, procurando encontrar el Dorado o El Gran
Paitití, realiza durante años una profunda exploración del área de la
Chiquitanía, fundando el 26 de febrero de 1561 la actual ciudad capital del
Departamento, con el nombre de Santa Cruz de la Sierra. De esta manera se
consolida la presencia española en la Chiquitanía, constituyéndose en una
barrera para el expansionismo portugués sobre el Iténez y el Mato Grosso.
Asimismo, se constituye en un centro de irradiación catequista a través de las
misiones jesuitas que paralelamente convierten a la región en una importante
proveedora de productos agrícolas, textiles y artesanales.

Desde la independencia y hasta aproximadamente 3 décadas, el departamento de
Santa Cruz se vio postergado con relación al resto de la República, debido a la
carencia de vías de comunicación.

La construcción de la carretera Cochabamba-Santa Cruz, produce un impacto
positivo en el desarrollo de la agricultura y de la ganadería. El proceso de
expansión de la economía del Departamento, se ve asimismo ecelerado por el
descubrimiento y explotación de los depósitos de petróleo y gas natural.

En la actualidad, el departamento de Santa Cruz presenta una expresión de su
desarrollo y dinámico progreso, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Allí se
puede diferenciar, el trazado colonial de manzanas cuadradas y calles rectas en
torno a la Plaza de Armas "24 de Septiembre", del trazado moderno y planificado
en base a amplias avenidas que circundan el casco antiguo en una serie de
anillos, siendo la única ciudad de Bolivia que se desarrolla de acuerdo a una
planificación preestablecida.

No se puede dejar de mencionar al fuerte de Samaipata considerado una de las
expresiones más importantes de la arquitectura rupestre. Se trata de una
formación natural de roca con figuras talladas y otros motivos, ubicado a 120
Km. al Oeste de la ciudad de Santa Cruz, junto a un área de aproximadamente 30
hectáreas, que contiene restos de una población prehispánica, presumiblemente
preincaica o incaica.

Departamento de
Beni

El
departamento del Beni, creado el 18 de noviembre de 1842, durante el Gobierno
del General José Ballivián, está situado al Noreste de la República de Bolivia.
Limita al Norte con el departamento de Pando, al Sud con los departamentos de
Cochabamba y Santa Cruz, al Este con la República del Brasil y al Oeste con el
departamento de La Paz.

La historia de la región que hoy corresponde al departamento del Beni, se
remonta a la existencia de diversos grupos étnicos, cada uno con características
propias. Entre otros, se pueden citar a los Moxeños, Chapacuras, Itonamas,
Canichanas, Movimas, Cayuvabas, Pacaguaras, Iténez, Tacanas, Maropas, Yacarares,
Mosetenes y Sirionós. En la época del desarrollo del Imperio Incaico, estos
grupos sufrieron incursiones que tenían el objetivo de conquistarlos y
usufructuar las riquezas naturales existentes.

Durante la Colonia, España, para hacer frente al expansionismo portugués,
faculta a la Real Audiencia de Charcas, para que tenga jurisdicción sobre las
regiones de Moxos y Chunchos. La penetración de los españoles en la región,
resultó frustrada por las condiciones naturales adversas. Lo mismo ocurrió con
los intentos iniciados por grupos religiosos en 1586.

En 1597, la Corona de España encomienda a la Orden de la Compañía de Jesús,
la fundación de misiones entre la población nativa. Este proceso se inicia con
la llegada de los Jesuitas a la región habitada por los Moremonos en 1675.

En base al acercamiento pacífico y a pequeños obsequios, consiguen fundar en
1682, la primera de varias misiones, con el nombre de Nuestra Señora de Loreto.
En 1686 el Padre Cipriano Barace funda la Segunda Misión, con el nombre de
Santísima Trinidad.

Bajo la dirección de los Padres Jesuitas, los nativos se dedicaban a la
agricultura y a la ganadería. También producían telares y objetos de alfarería
en cantidades suficientes como para abastecer a toda la región. La prosperidad
existente, que consolidaba la presencia y la conquista española, se corta a
partir de 1767, cuando se expulsa a la Orden de la Compañía de Jesús, de España
y de todas sus Colonias.
A partir de esa época y hasta nuestros días, la ganadería ha sido la actividad
predominante en el Departamento.

Departamento de
Pando

pando.jpg (16770 bytes)El
departamento de Pando, fue creado el 24 de septiembre de 1938 durante el
gobierno del Teniente Coronel Germán Busch. Está situado al norte de la
República de Bolivia, limita al Norte con la República del Brasil, al Sud con
los departamentos de La Paz y Beni, y al Oeste con la República del Perú.

La capital del departamento de Pando es la ciudad de Cobija, fundada el 9 de
febrero de 1906 con el nombre de Bahía. Es una ciudad tropical de 10.001
habitantes situada a orillas del río Acre, rodeada del eterno verde de la selva.
Lleva el nombre de Cobija en memoria del puerto perdido, junto al Litoral, en la
guerra del Pacífico.

Denominada también "La Perla del Acre" y "El Benjamín" de la familia
boliviana, ha basado su economía desde su creación, en la recolección de la
castaña y la goma elástica o caucho.


© 1997 – 2006 EL DIARIO S.A. Todos los derechos reservados. 
Website http://www.eldiario.net E-mail: redinfo@eldiario.net
Calle Loayza # 118 

Teléfono: 591.2.2332233 Fax: 591.2.2363846


La Paz – Bolivia


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s