BRITANIA y PANONIA


BRITANIA
Roma tan sólo había ocupado la parte meridional de la isla, hasta la Muralla de Adriano, que iba por la cuenca del Tyne a la altura de Newcastle. Pero su posesión nunca fue tranquila. Por eso, cuando el 402 ESTILICÓN tuvo que retirar tropas para contener a ALARICO y en 407 el usurpador CONSTANTINO III traslada a la Galia las últimas guarniciones de Britania para apoyar sus pretensiones frente a HONORIO, Britania quedó abierta al primer ocupante, ya que los Bretones, habituados a una vida pacífica, no estaban en condiciones de defenderse eficazmente. Por el norte y el oeste atacan Celtas y Escotos; por el este, los Germanos. Los Escotos ocuparon toda la costa occidental (Mar de Irlanda), desde la Península de Cornwall (Land’s End) hasta el Norte de Caledonia, conocida hoy como Escocia. Por las costas del Mar del Norte llegaron los Sajones y tras ellos los Anglos y los Jutos. Los anglosajones se condujeron con especial salvajismo, exterminando a la población indígena sin motivo; pero las noticias que nos han llegado de estas luchas son escasas y confusas. De entonces data la emigración de Bretones Galeses a las costas de la Armórica (act. Bretaña).

El recuerdo de Roma y de su lengua se va borrando lentamente en la isla; bien es verdad que el latín nunca llegó a imponerse totalmente entre los Bretones, que al emigrar a la Galia conservaban todavía su idioma céltico. A la vez el mundo romano se olvida totalmente de Britania. PROCOPIO, que escribe un siglo más tarde de la evacuación de las últimas guarniciones romanas, nos la presenta como un país legendario, lleno de serpientes, al que emigraban las almas de los Armoricanos (Bretones galos).

PANONIA
Otro territorio que se da por perdido a principios del siglo V para Roma es Panonia, es decir, la zona de la Baja Austria y de Hungría comprendida al oeste del Danubio. Teodosio autorizó a los Ostrogodos a instalarse allí (380). Hacia el 433 los Ostrogodos estaban sometidos por los Hunos; tras la derrota de los Hunos, los Ostrogodos recobran la independencia (454), y al desplazarse hacia Moesia (471) ocupan Panonia los Gépidos. El Imperio de Occidente no pudo hacer ya nunca efectiva su autoridad en estos territorios. Los Hunos, en un primer momento, mantienen relaciones pacíficas con Roma, y sus soldados se enrolan en el ejército imperial. Al alcanzar la independencia los Ostrogodos, quedan como ‘federados’ del Imperio de Occidente. Los desgraciados húngaro-romanos que quedaron en Panonia fueron convertidos en esclavos para todo, ya que los Ostrogodos eran una sociedad que sólo se dedicaba a la guerra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s