El APORTE ÉTNICO de las GRANDES MIGRACIONES del Siglo V


Por razones de seguridad, a los bárbaros que se introdujeron en el Imperio Romano en el siglo V, les interesaba no dispersarse demasiado. La concentración les permitía fomentar el espíritu de casta, cuidar mejor de su organización política, conservar los lazos familiares de las ‘Sippen’ y el arrianismo entre Godos, Vándalos, Burgundios y Ostrogodos. Los hallazgos arqueológicos y las noticias documentadas abonan la tesis sobre la concentración, que se comprueba también en la toponimia.

En Britania los invasores Germánicos (Anglos, Sajones y Jutos) pudieron dominar a una población Céltica ya muy menguada, imponer su idioma, sus costumbres y una toponimia casi totalmente nueva; los que no se dejaron dominar se concentraron en el Oeste (Gales), donde todavía unas cien o ciento cincuenta mil personas comprenden el Gaélico; a otros los vimos emigrar a la Armórica (Noroeste de las Galias), cuya densidad de población sería también muy escasa, pues lograron imponer su lengua y dar al territorio el nombre de Bretaña que todavía conserva. Este aflujo de Germanos a Britania, y de Celtas a la Armórica, si contribuyó a renovar la población de esos territorios, no acrecentaría su densidad, harto reducida por la dureza de las guerras a que fueron sometidos.

Otro es el caso de los Francos Salios, que se extendieron por la actual Bélgica, en territorios apenas poblados. El avance de Francos y Alamanes por la orilla occidental del Rhin redujo sensiblemente el territorio de la Galia Romana; pero no hay pruebas de que la densidad de la población aumentara con ello. En total, de 639.000 km2 que tenía la Galia, el elemento galorromano perdió unos 90.000, es decir, 1/7 del total. La penetración de los Francos se hizo sentir hasta el río Loire, aun cuando la población galorromana siguió siendo mayoritaria en las regiones rurales y en las ciudades. El historiador WARTBURG, utilizando el recuerdo que dejaron en la toponimia, y en un cálculo optimista, supone que en las zonas de penetración más intensa, habrían aportado un 15% a 25%, porcentaje que estima 8 ó 10 veces superior al que alcanzaron los Godos en los territorios que dominaron.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s