La FRONTERA y el SUEÑO AMERICANO de los ESPAÑOLES


Muchos conquistadores, importantes y menos importantes, tomaron por esposa o por amante a alguna mujer nativa, particularmente a aquellas que formaban parte de la nobleza indígena. La alianza entre la nación de Tlaxcala y Hernán Cortés, por ejemplo, quedó sellada mediante el matrimonio de algunos españoles con unas damas nativas que accedieron a bautizarse. Toda una generación de conquistadores y colonos viajó en solitario a América para hacer fortuna y luego se esforzó para hacer venir a sus esposas. "Sin mi mujer estoy el hombre más triste del mundo", escribió un joven colono en Guatemala. "Sin vos no puedo vivir", le escribía desde Puebla en México a su mujer en España un funcionario de la Corona. Hombres que habían comenzado con éxito su nueva vida se percataban de su necesidad acuciante de mujeres europeas para echar raíces y formar familias. "Hay por acá muy gran falta de mujeres de vuestra calidad", escribió un padre desde Lima a sus hijas, que se encontraban en Sevilla. "Podéis pensar qué vida se puede hacer por acá los hombres sin sus mujeres", escribió desde Santo Domingo un hombre a su esposa en 1583.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s