El Calendario de Barbarroja en 1941


En 1936 y 1937, el Oberkommando der Wehrmacht u OKW, estado mayor de la defensa del III Reich, había experimentado en una serie de Kriegsspiele (“juegos de guerra”: simulaciones matemá-tico-empíricas de larga preparación, no confundir en ningún caso con wargames) la validez de las teorías elaboradas por el general Hans von Seeckt sobre la viabilidad de una guerra relámpago contra la Unión Soviética. Las conclusiones fueron que la victoria alemana podía lograrse únicamente en los tres primeros meses de operaciones; de no conseguir la ocupación de Leningrado, Moscú y el territorio caucásico hasta Baku, el ejército alemán estaría condenado a una muy probable derrota. Asombra percibir hasta qué punto la campaña alemana contra Moscú reprodujo la de Napoleón; empezaron casi el mismo día, los franceses un 24 de junio de 1812; los alemanes, un 22 de junio de 1941. Y los alemanes repitieron además algunos errores de los napoleónicos. En sí, la invasión no era un error fatal desde su planteamiento. Hitler tenía la misma pasión que Napoleón por las estrategias mundiales, ambiciosos juegos de imaginación de escasa relación con la prosaica realidad. Bonaparte decidió guerrear en Rusia como aproximación indirecta a una eventual victoria sobre el Reino Unido, y Hitler pensó lo mismo. Incapaz de arrebatar a los británicos su territorio imperial y nacional, máxime cuando los Estados Unidos se mostraban tan benevolentes con Churchill, Hitler ideó una pirueta estratégica que no resistió la tentación de comentar con Mussolini el mismo 21 de junio de 1941: para que el Reino Unido se aviniera a pactar, había que derrotar a los Estados Unidos. Eso podía dejarse en manos del Japón, siempre que tuviera las espaldas cubiertas frente a los soviéticos. Por último, el Reich ha de derrotar a la URSS para cerrar el círculo… Demasiada imaginación, demasiados rodeos para enfrentarse con un problema irresoluble. Pero la ofensiva u Operación Barbarroja (Fall Barbarossa) comenzó demasiado avanzado el año, de tal manera que la Wehrmacht arriesgó demasiado y se orientó en dirección a una derrota, la primera en tres años de éxitos deslumbrantes.

El efecto moral fue gigantesco, tanto para alemanes como para rusos (rusos, no soviéticos en general). Las gentes rusas, y las judías de la Unión Soviética, al percibir el cuadro anteriormente descrito, sufrieron por tercera vez en seis meses una visión nueva y diferente de lo que podía depararles el futuro: “El frente se había estabilizado; faltaba todavía muchos meses para Stalingrado, pero el pueblo cobró confianza en la victoria: el pueblo ruso y el judío, exclusivamente. Por el contrario todas las naciones no rusas esperaban discreta y calladamente la llegada de los alemanes, hasta en el remoto Kazajistán“. El testimonio es una vez más de Alexander Wat, preso deportado justamente a este último país. …”La guerra no era sólo cosa de los rusos, sino también de los judíos. El patriotismo de éstos era notoriamente dinámico, y era alimentado por los relatos de los refugiados procedentes de Lituania, Ucrania y Bielorrusia. Todos los judíos se multiplicaban en sus tareas, parecía como si trabajasen las veinticuatro horas del día, salían con soluciones milagrosas para los más diversos problemas. Esto se vio sobre todo en su febril implicación en las operaciones de traslado de plantas industriales y equipos pesados a Asia: sin ellos no habría sido posible semejante hazaña de organización y esfuerzo. Hasta Stalin los animaba a escribir a sus familiares en América, por ver si así se involucraban los Estados Unidos en la causa soviética…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s