Noviembre de 1917


Muchos campesinos que habían desertado del frente ruso-alemán, ganados por la agitación bolchevique, se negaron a unirse a las fuerzas de Kaledin, debido a sus amargas experiencias bélicas y el deseo de asegurar el futuro de sus familias amenazadas por los peligros del caos social imperante. La reacción de los “Rojos” no se hizo esperar, ya que la zona controlada por los Cosacos del Don cortaba las líneas ferroviarias que comunicaban Moscú y Petrogrado con el Cáucaso y la cuenca minera e industrial del Río Donetz. Antes de concluir el mes de noviembre de 1917, el recién creado Consejo de los Comisarios del Pueblo (bolchevique) ordenó a su miembro encargado de los Asuntos Bélicos, Antónov-Ovseenko, la toma de medidas militares para aplastar la rebelión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s