Polacos en Milosna (agosto de 1920)


Antes de concluir el mes de noviembre de 1917, el recién creado Consejo de los Comisarios del Pueblo (bolchevique) ordenó a su miembro encargado de los Asuntos Bélicos, Antónov-Ovseenko, la toma de medidas militares para aplastar la rebelión. Los Guardias Rojos fueron embarcados en los “trenes blindados” y enviados al sur, mientras que las células bolcheviques en las ciudades industriales del Donetz prestaron su apoyo a las fuerzas ferroviarias bolcheviques y organizaron una campaña de reclutamiento de voluntarios para apoyarlas. Nuevamente, la posesión de armamento pesado y la superioridad numérica dieron la victoria a los Rojos: el 25 de febrero de 1918 tomaron la capital de los Cosacos del Don, Novocherkassk, en una orgía de asesinatos, saqueos y violaciones contra los civiles, sin distinguir entre los partidarios de Kaledin y la población ajena al conflicto. Kaledin, sabiéndose perdido y a punto de ser capturado por la temida Cheká, se suicidó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s