Fuerte Salis-Soglio en Przemysl


El rechazo de Serbia al duro ultimátum presentado por Austria-Hungría proporcionó a los políticos y generales austríacos y húngaros partidarios de aplastar el expansionismo serbio la aparente justificación que necesitaban para desencadenar el conflicto que deseaban. Así pues, los partidarios de la Estrategia “Conrad” tuvieron una oportunidad para hacer que fuera aprobado el último plan operativo previsto para aquella guerra que deseaban más que casi cualesquiera otros en toda Europa. Al menos sobre el papel, el plan de Conrad era bastante refinado y resolvía una importante contradicción del planteamiento estratégico austrohúngaro. Conrad ansiaba enviar fuerzas hacia el sur para derrotar y someter a los detestables serbios. Sin embargo, era consciente de que tenía que prever la posibilidad de que los rusos salieran en su defensa y atacaran las regiones del Imperio situadas al este de los Montes Cárpatos, en la Galitizia Oriental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s