Lagos Masures 1914


El general ruso Pavel von Rennenkampf, al contrario que Samsonov, no perdió los papeles cuando se vio atacado por los alemanes inesperadamente. Como veterano de la rebelión de los Boxer (1899), que se había ganado el favor del zar Nikolai II en 1905, al arrebatar briosamente parte del Ferrocarril Transiberiano a los rebeldes revolucionarios rusos, Rennenkampf había sobrevivido a varias quiebras personales y a cuatro matrimonios fracasados. Las crisis no le eran ajenas, así que mantuvo la serenidad, a pesar del deterioro progresivo de su situación táctica. Deseoso de evitar la desastrosa suerte de Samsonov, ordenó a sus divisiones que preparasen un repliegue, defendiendo con firmeza sus retaguardias, a fin de permitir que el mayor número posible de soldados rusos pudiera retirarse sanos y salvos hacia la frontera rusa. Entre el 10 y el 12 de septiembre de 1914, su I Ejército se retiró 80 km hacia la frontera rusa. En lo que llegaría a conocerse como la Batalla de los Lagos Masures, el I Ejército perdió algo menos de 150.000 hombres y 150 cañones, capturados por los alemanes. Los alemanes persiguieron al I Ejército en retirada hasta territorio ruso, lo que les hizo perder la ventaja de poder abastecerse por medio de su red ferroviaria; el ancho de vía ruso era intencionadamente distinto del alemán, y sólo los rusos podían recibir suministros por ferrocarril en la nueva situación bélica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s