Lazar Djokic


A pesar de las limitaciones económicas y de recursos de las fuerzas armadas austrohúngaras, la élite gobernante del Imperio ambicionaba expandir su poder y su territorio, en especial en los Balcanes. En 1908 el Imperio se había anexionado la región, hoy país, de Bosnia-Herzegovina, arrebatándosela al Imperio Otomano. La incorporación de unos 500 km de litoral en el Mar Adriático dio al Imperio Austro-Húngaro nuevas bases navales y un saliente que le permitía dominar estratégicamente sus fronteras con Serbia. Ésta, debido a la anexión, perdía toda posibilidad de salida al mar. El general en jefe del estado mayor general austrohúngaro, Franz Conrad von Hötzendorff, era de la opinión que el Imperio debería haber seguido adelante con su expansión territorial hasta anexionarse todo el territorio de Serbia, su archienemiga desde su independencia y creación como estado nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s