Retirada serbia a las montañas (1914)


Tras su exitosa defensa de Belgrado y su victoria en la Batalla del Yadar (16-23 agosto 1914), el general Radomir Putnik tomó la imprudente decisión de adentrarse en Bosnia-Herzegovina, controlada por los austrohúngaros. Su idea era hacer realidad la retórica paneslavista de su gobierno, fomentar una rebelión bosnia contra el Imperio Austro-Húngaro e iniciar así una “gran guerra de liberación de los eslavos del sur”. El general Potiorek aprovechó el desplazamiento de las fuerzas serbias para establecer cabezas de puente a ambos lados de los ríos Saba y Drina. Aun victoriosos, los serbios se habían desorganizado en parte y andaban muy escasos de municiones; Putnik hubo de admitir que no tenía fuerzas suficientes para detener la ofensiva austrohúngara, que había conseguido detener temporalmente con éxito. Así pues, optó por reservar sus fuerzas con prudencia y se retiró a posiciones defensivas en las montañas, confiando en obligar al enemigo a desgastarse en un terreno fácil de defender y muy difícil de atacar. En cuanto se presentara la ocasión, Putnik tenía previsto contraatacar y tratar de rechazar a las fuerzas austrohúngaras fuera del territorio serbio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s