Stettiner Zementfabrik (1914)


El contraste evidente entre el rendimiento bélico alemán, satisfactorio incluso en la retirada, y los caóticos movimientos iniciales de los austrohúngaros, desembocó, el 1 de noviembre de 1914, en la creación de un mando conjunto austro-alemán. Hindenburg asumió el papel de comandante en jefe de las fuerzas austro-alemanas en el frente oriental. La medida llevó a un oficial ruso a comentarle a un conocido británico que el ejército austrohúngaro “ha dejado de existir como fuerza militar independiente.” La fusión de los dos ejércitos hirió el orgullo de los austrohúngaros, pero mejoró el rendimiento y la operatividad de sus tropas; la preparación y el rendimiento del estado mayor general austríaco también mejoró notablemente. Hindenburgo entregó el mando del 9º Ejército alemán al general August von Mackensen, profesional experimentado y muy bien relacionado con el Kaiser, que había servido de manera distinguida en Tannenberg (septiembre de 1914) y en los Lagos Masures (octubre de 1914).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s