Neuve Chapelle 1915


Aunque limitada sólo a 35 minutos, la descarga de la artillería británica fue intensa. En algo más de media hora, los británicos dispararon más granadas que todas las que necesitaron en toda la Guerra de los Bóers (1898-1901), en una demostración de hasta qué punto la guerra moderna había llegado a convertirse en un fenómeno industrializado, con escalas masivas de recursos. A las 07:30 h de la mañana del 10 de marzo de 1915, la infantería británica empezó a avanzar con la confianza de que la artillería habría destruido las alambradas de espino que los alemanes habían desplegado ante ellos, e impedido los intentos de éstos de traer refuerzos al sector de Neuve Chapelle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s