Un plan fracasado de antemano: Festubert, mayo de 1915


Un informe de la época (del estilo de los preparados por Haig y Rawlinson) aseguró que los soldados británicos habían visto muchos de los proyectiles lanzados por su propia artillería clavados y reventados en el suelo: en su interior, en vez explosivo había serrín; quizá esa “historia” fuera sólo un “rumor de letrina”, alentado para desviar las culpas por los previsibles fracasos de 1915 hacia los saboteadores o los que especulaban con la guerra. Siempre según la versión de Haig y Rawlinson, “como consecuencia de la mala calidad del apoyo artillero”, el avance de la infantería en Festubert (9 de mayo de 1915) fue incapaz de repetir el éxito inicial de Neuve Chapelle (que también había degenerado rápidamente en un sangriento fracaso).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s