La Lonja de Paños de Ypres en 1914


—¿Por qué habrá delatado a los otros rusos? —preguntó B.

—Porque no los quiere nada, sin duda. —replicó secamente el legionario.

—Es posible, chaval. Puede haber muchos motivos para que alguien se convierta en soplón.

—Si sus colegas se enteran de esto, la ahorcarán como mínimo. —sentenció B.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s